Bueno esta vez me vi muy pirata pero la verdad me gusto mucho o por lo menos me hizo reir un buen rato, este me lo vole de un blog de una amiga de mi hermano jeje se titula el Diario del Perro y el Gato
 

Diario de un perro:


8am – woow comida de perros! mi favorita!

9am – woow u paseo en carro! mi favorito!
10am – woow una caminata! mi favorita!

11am – woow un paseo en carro! mi favorito!
12pm – woow los niños! mis favoritos!

1pm – woow el patio! mi favorito!
3pm – woow los niños! mis favoritos!
4pm – woow comida de perros! mi favorita!
5pm – woow mama! mi favorita!
7pm – woow pelota! mi favorita!
9pm – woow dormir en la cama de mi dueño! mi favorito!

 

Diario de un gato:

 

Dia 165 de mi cautiverio… mis raptores siguen molestandome con bizarros objetos colgantes. Se dan un festin de carne fresca mientras que me obligan a comer alguna clase de cereal deshidratado. Lo unico que me mantiene de pie es la viva esperanza de escape, y la casual satisfaccion que brinda el arruinar la pieza de mueble ocasional. Mañana tal vez me coma otra planta floral.

Hoy, mi intencion de matar a mis raptores paseandome por sus pies mientras caminaban casi funciona (nota: intentarlo otra vez al borde de las escaleras). En un atentado para asquear estos viles opresores, me induci vomito sobre su silla favorita. (nota: hacer esto con la cama)


Decapite a una rata y les lleve el cuerpo sin cabeza, para que estuvieran alerta de lo que soy capaz, y para inducirles el mas terrible miedo en sus corazones. Lo unico que hicieron fue exclamar ‘que lindo gatito, ve por las demas!’. Hmm, el plan no esta funcionando.


Hubo hace poco una suerte de reunion entre mis captores y sus complices. Me aislaron durante todo el evento, aunque alcanze a oir que mi confinamiento era a causa de MIS poderes de ‘alergia’. (nota: aprender que es esto y como usarlo en mi ventaja)

Estoy convencido de que los otros cautivos son lacayos y tal vez espias. El perro es liberado cada tanto y parece mas que contento de regresar. Obviamente es un pobre ingenuo. El pajaro, por otra parte, tiene que ser un informante, ya que habla con los opresores regularmente. Estoy seguro de que les reporta cada movimiento que hago. Gracias al lugar que ocupa dentro de su caja de metal, su seguridad esta asegurada. Pero puedo esperar; es solo cuestion de tiempo…